Lavanderías

El agua sin tratar es demasiado dura para las lavanderías y contiene demasiados carbonatos cálcicos. Nuestros sistemas de membrana filtran el agua, haciendo que el contenido en sales, cal y otras sustancias nocivas sea prácticamente inexistente. El agua que le suministramos es extraordinaria en cuanto a su calidad y barata. Y además ahorra en productos químicos.

Las calderas de vapor de las lavanderías exigen una atención especial: la formación de vapor hace que se condense el resto del agua. Las sales y la cal se depositan en la pared de la caldera. Para evitarlo es necesario verter agua periódicamente. Esto hace que haya que gastar mucha agua y también mucha energía, necesaria para calentar el agua.

Otro problema es la acumulación de sal en los tejidos, lo que provoca que los escurridores, entre otros elementos, consuman más caudal.

Nuestro sistema de ósmosis inversa ofrece una respuesta adecuada a este problema.

Mienis Waterzuivering pone a su disposición distintos sistemas de tratamiento de aguas, entre los que se incluyen por ejemplo la filtración por membrana, ablandadores, depuración de aguas residuales y reutilización del agua.

Copyright © 2019 Mienis. Alle rechten voorbehouden.